fbpx

¿Qué es inteligencia financiera? recomendaciones para fortalecerla

inteligencia financiera

Hoy en día tener inteligencia financiera es un factor muy importante para realizar inversiones, saber administrar el dinero de cualquier negocio o incluso, las finanzas personales y familiares dirigidas al hogar.

En muchos casos las personas deciden guiarse por la intuición o por lo que ya aprendieron a través de sus familiares y amigos, sea por los consejos recibidos por parte de ellos o por la observación de sus éxitos o fracasos económicos, sin saber cómo tomar decisiones informadas que permitan optimizar los recursos económicos.

La inteligencia financiera ayudará potencialmente a que al momento de solicitar un microcrédito o créditos por monto mayor no signifique un ahogo a las finanzas personales o comerciales y se pueda sacar todos los frutos de las inversiones que se busca hacer con el crédito.

Pero, ¿en qué consiste la inteligencia financiera?

Veamos,

¿Qué es la inteligencia financiera?

La inteligencia financiera es la actitud con la que cada persona asume el manejo y la administración del dinero. Y, a su vez, es el comportamiento que tienen a la hora de comprar, invertir, ahorrar o gastar el dinero.

Como se observa, la mentalidad financiera comprende dos factores esenciales de la personalidad del ser humano:

  • La actitud: desde la psicología, la actitud es aquella valoración favorable o desfavorable que la persona desarrolla frente a situaciones sociales, por ejemplo, el dinero, y que influye directamente en su forma de actuar ante ellas. La actitud se da a partir de los estímulos externos que la persona recibe y cómo responde ante estas situaciones sociales.
  • Comportamiento: el comportamiento está altamente influenciado por diferentes factores externos (lo que muestra la sociedad, la familia, el entorno) y factores internos, como la personalidad y la actitud, que actúa de mediadora ante la situación social que se enfrenta.

En el caso de la inteligencia financiera, siguiendo el ejemplo del dinero…

La actitud es la percepción que se tiene del dinero mientras que el comportamiento, es cómo se desarrolla la gestión de ese dinero, cómo se administra, se invierte, se ahorra o, por lo contrario, se malgasta, se pierde y se dispersa sin ganancia alguna.

Por este motivo la inteligencia financiera se despliega a partir de aprendizajes externos, internos y estará siempre influida por la personalidad y las actitudes que las personas poseen ante las aspiraciones económicas.

Esto no significa que si anteriormente la persona ha tomado decisiones financieras desde la intuición no pueda modificar su actitud y su comportamiento, al contrario, la inteligencia se puede desarrollar, modificar y potenciar para que pueda alcanzar ese éxito económico.

Entonces,

¿Cómo fortalecer la inteligencia financiera favorable?

Algunas recomendaciones de expertos en finanzas, van dirigidas a fomentar una capacidad e inteligencia financiera favorable, en donde las personas puedan desarrollar estrategias basadas en información tangible disminuyendo el riesgo de pérdida o “fracaso” económico.

Veamos algunas de estas recomendaciones:

1. Establecer prioridades financieras

Al momento de hacer un préstamo de libre inversión, las personas deben asegurarse de tener claros sus objetivos y cuáles son las prioridades que se cubrirán con esa solicitud de crédito. De ahí la importancia de valorar por nivel de importancia, cuáles son las metas alcanzables en un tiempo determinado, para considerar el valor del crédito que se necesita.

2. Formación para desarrollar habilidades

Como se mencionó anteriormente, muchas personas deciden guiarse por la intuición más que por la razón y los argumentos, es importante buscar asesoría financiera cuando no se sabe qué camino tomar o cómo gestionar las inversiones, préstamos o créditos que se quieren hacer.

3. Planear pagos, compras e inversiones

En muchos casos se observa que se vive el día a día sin planear la economía del negocio o del hogar, por lo que parece que se pierde más de lo que se gana. Por esta razón, es necesario hacer un plan de pagos de préstamos, saber con qué se cuenta al momento de solicitar un crédito, tener certeza de las fechas y las compras que se deben hacer de manera cíclica o, aquellos que son esporádicos, etc.

4. Determinar un presupuesto mensual

Unido a lo anterior, basado en el nivel de ingresos y en la capacidad adquisitiva, se debe establecer un presupuesto mensual que permita realizar inversiones o ahorro a largo plazo, con metas específicas.

Cuando se obtiene un crédito, los pagos puntuales harán que haya salud financiera, lo que finalmente impactará positivamente en el bolsillo del negocio, pues podrá solicitar créditos mayores posteriormente al tener un historial crediticio satisfactorio.

5. Establecer diferentes fuentes de ingreso

La situación económica actual del mundo y del país, llevan a que muchas personas se encuentren en la necesidad de tener varios trabajos.

La intención con las diferentes fuentes de ingresos, no significa necesariamente tener varios empleos sino encontrar aquellas fuentes de ingresos pasivos que generen ganancias, sin que haya que trabajar más horas excesivas. Ejemplo de ello, son las ventas por internet o si se tiene un bien inmueble en alquiler del cual mes a mes se percibe un ingreso económico.

Conclusión

En conclusión, es importante tener una mentalidad o inteligencia financieras positivas que permitan alcanzar las metas económicas que se buscan, basarse en la intuición o en experiencias ajenas, no necesariamente indicarán el logro de resultados esperados.

Al momento de pedir un microcrédito (préstamos de hasta $2.000.000 de pesos) es importante valorar la capacidad de pago, por lo que en Credituti tenemos la opción de calcular las cuotas de pago con un plazo de 3 o de 6 meses que facilitarán el logro de los objetivos de ese microcrédito solicitado. Además que no se requiere codeudor y todo el proceso puede realizarse por internet.

Finalmente, se debe considerar que cada paso, aunque sea pequeño, se sumará al progreso, ya que cada situación financiera es reparable gracias a la disciplina, la organización y el desarrollo de hábitos que contribuyan a favor de cada uno.  Por lo que tener una inteligencia financiera sana, haciendo pagos cumplidos para los créditos, organizando metas e inversiones ayudará a que la persona entre en el sistema financiero y pueda pedir préstamos cada vez más grandes y paulatinamente alcanzar aquello que tanto se busca.

Si está buscando un microcrédito u otro crédito por un monto mayor, que no requiera de tanto papeleo y sea de un prestamista confiable, no dude en calcular su préstamo en Credituti haciendo clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para tiendas, negocios y comercio

Simula tu crédito en línea

PSE con promosumma

Vas a ingresar a la página de pagos PSE de Promosumma donde podrás pagar las cuotas de tu crédito de CrediTuti.